El sonambulismo y sus problemas

sonambulismo

¿No sabes si tu pequeño padece sonambulismo?

Por si hay algún despistado en Magos Dálmatas ahora mismo, alguien que padece sonambulismo puede caminar dormido, o simplemente hacer cosas raras mientras se está durmiendo. Con cosas raras no nos referimos a hablar en sueños, escribir en el aire, pintar en el aire…no, no, nos referimos a levantarte de la cama a comer mientras estás dormido, levantarte a ver la tele cuando en realidad no estás viendo nada porque, ¡tachán! tienes los ojos cerrados. Parece una cosa de risa, pero puede ser hasta peligroso. Imagina que tu hijo es sonámbulo y que está dormido y de repente se levanta de la cama, y se pone a intentar bajar unas escaleras, pero como no ve nada ¡bum! al suelo. Puede ser una faena muy curiosa. En Magos Dálmatas os ponemos al día de los síntomas del sonambulismo y cómo tratarlo, ya seas una persona sonámbula o un amigo o “papi” de alguien sonámbulo.

¿Qué puede causar sonambulismo?

No hay unas causas fijas para saber qué puede causar sonambulismo, pero tenemos algunas hipótesis. Antes de nada, vamos a contaros un poco cómo funciona el sueño. Y diréis: “¡menuda tontería! ¡Como que yo no sé qué es el sueño”! Y sí, pero aunque no lo creáis, es más complejo de lo que parece. El ciclo normal del sueño tiene etapas, desde la somnolencia leve hasta el sueño profundo. Durante la etapa llamada sueño con movimientos oculares rápidos (MOR), los ojos se mueven rápidamente y son más comunes los sueños vívidos. Todas las noches, las personas pasan por varios ciclos de sueño no MOR y sueño MOR.

Este trastorno ocurre con mayor frecuencia durante el sueño profundo no MOR, en las primeras horas de la noche (denominado sueño N3). Cuando suceden movimientos físicos como patear, agitarse o levantarse de la cama durante el sueño MOR, es parte del trastorno del comportamiento relacionado con el sueño MOR y tiende a suceder cerca de la mañana.

A medida que las personas envejecen, tienen menos sueño N3. Es por esto que el sonambulismo es mucho más común en niños y adultos jóvenes. Por lo regular, no se conoce la causa en los niños, aunque la fatiga, la falta de sueño y la ansiedad tienen mucho que ver. En los adultos, el sonambulismo puede ocurrir debido a:

  • Alcohol, sedantes u otras medicinas, como algunas pastillas para dormir
  • Afecciones, tales como convulsiones parciales y complejas
  • Trastornos mentales

Se puede ser sonámbulo a cualquier edad, pero sucede con mayor frecuencia en los niños de 5 a 12 años de edad y parece ser hereditario, así que si sois sonámbulos, echarles un ojo a vuestros hijos cuando duerman a ver si detectáis algo extraño.

¿Cuáles son los síntomas del sonambulismo?

Los síntomas del sonambulismo son muy dispares, pero todos están relacionados con un par de cosas: la desorientación y la agresividad momentánea. A continuación te presentamos una lista con los principales síntomas:

  • Al despertar, la persona puede mostrarse confundida y desorientada
  • Comportamiento agresivo cuando alguien la despierta
  • Tener una expresión facial ausente
  • Abrir los ojos durante el sueño
  • No recordar el episodio de sonambulismo al despertar
  • Realizar una actividad detallada de cualquier tipo durante el sueño
  • Sentarse erguido y parecer despierto durante el sueño
  • Hablar dormido y decir cosas que no tienen sentido
  • Caminar mientras se duerme
  • En episodios extremos, incluso la persona ha llegado a conducir sonámbula

El episodio puede ser muy breve (unos cuantos segundos o minutos) o puede durar hasta 30 minutos o más, aunque la mayoría de los episodios duran menos de 10 minutos. Si no se los perturba, los sonámbulos regresarán a dormir. Sin embargo, pueden quedarse dormidos en un lugar diferente o incluso inusual.

¿Existe un tratamiento para el sonambulismo?

La mayoría de las personas no necesita ningún tratamiento específico para el sonambulismo. En algunos casos, los tranquilizantes de corta duración ayudan a disminuir los episodios. Pero en todo caso, si es algo extremo, lo mejor sería llevar a tu hijo a un psicólogo infantil.

Algunas personas creen erróneamente que no se debe despertar a una persona sonámbula. No es peligroso despertar a un sonámbulo, de hecho, es normal que la persona esté confundida o desorientada durante un tiempo corto cuando despierta.  Para evitar lesiones, se pueden poner medidas de seguridad. Esto puede incluir mover objetos, como cables eléctricos o muebles para reducir los riesgos de tropezones y caídas.

¿Y tu hijo, se levanta por la noche a dar paseos y no se acuerda? ¿Vives en ascuas por si le pasa algo? Pues siento decirte que padece sonambulismo. Cuéntanos alguna experiencia que te haya pasado con tus hijos y sus “paseos nocturnos”, a ver si consigues sorprender a los Magos Dálmatas.

 

4 Responses to “El sonambulismo y sus problemas”

  1. Mi hijo es sonámbulo y más de una vez le he tenido que recoger en la puerta de casa. Menos mal que ya tomamos la determinación de quitar la llave de la cerradura y esconderla, que sino nos levantamos y el niño se ha ido a la calle!

    Responder
  2. No sabía que tenía sonambulismo hasta que me casé. No es porque me lo haya detectado mi marido, sino que antes no me había pasado nunca. Tengo a la familia en alerta jajaja

    Responder
  3. Yo padezco sonambulismo desde que los 16 años y la verdad que es bien peligroso. Una vez que fui a dormir a casa de una amiga, sus padres me encontraron a las 5 de la mañana sentada en el salón “viendo la tele”. ¡Menudo susto se pegaron!

    Responder

Deja Tu Comentario