¡Remedios caseros para todo!

¿Crees en los remedios caseros?

Está el tiempo rarillo, ¿verdad? Que si ahora 40ºC, que si ahora bajamos a 20ºC, que las noches pueden bajar a 14ºC ya incluso… ¿Y quién es el chulo que no se pilla un constipado así? Porque a 40ºC sudas, te pones el aire acondicionado y ¡ya la hemos liado! Nosotros tenemos a media plantilla de Magos Dálmatas que les gotea la nariz por esto. Y por eso, los que estamos sanos como un toro, les hemos buscado remedios caseros para ayudarles a deshacerse de ese constipado. ¡Y les han funcionado! Así que ahora que ya hemos probado con nuestros conejillos de indias (pobres), vamos a compartir nuestros secretos medicinales con vosotros. Hemos averiguado desde remedios caseros para el constipado hasta para el dolor de tripa, e incluso para hidratar la piel si tu hijo (o tú) tiene algún problema dermatológico. Pues ahora sí, sin más dilación, pasamos a mostrarte en Magos Dálmatas los mejores remedios caseros para vuestra salud.

Remedios caseros para el constipado

Vamos a empezar con los remedios caseros para el constipado, que es así la enfermedad más común en niños y también en adultos porque, ¿quién no se coge más de tres resfriados al año?

  1. Vaporizaciones de eucalipto

Las vaporizaciones de eucalipto abrirán vuestras vías respiratorias y aliviará la irritación de la garganta. Vacía agua muy caliente (cuidado no te vayas a escaldar) en una vasija amplia y agrega unas hojas de eucalipto. Coloca una toalla en tu cabeza para tratar de atrapar todo el vapor y así respirarlo.

  1. Líquidos calientes

Las abuelas nunca se equivocan en estos temas: no hay nada mejor para combatir el resfriado que tomar líquidos calientes. Estos proporcionan un alivio inmediato en las fosas nasales y en la garganta.

  1. Infusiones de ajo

Aparte de ahuyentar a los vampiros (y a cualquiera que se te acerque después de tomarlo), el ajo también es efectivo para combatir la gripe y otras infecciones. Para ello, aunque de primeras te resulte algo asqueroso, hazte infusiones de ajo picado, miel y limón.

  1. Sal y bicarbonato

Si tienes la nariz congestionada y no tienes a mano una solución salina, prepáratela tú mismo. Es uno de los remedios caseros más fáciles de preparar. Solo hay que mezclar sal y bicarbonato. Coges un cuarto de cucharadita de sal marina y un cuarto de cucharadita de bicarbonato en una taza de agua tibia, la mezclas y viertes un par de gotas en cada fosa nasal. Te suenas la nariz y ¡arreglado!

  1. Miel

Aquí vuelven a la carga las abuelas. ¿Cuántas veces nos habrán dicho que tomemos miel cuando estamos constipados? Pues tienen más razón que unas santas, porque la miel es un expectorante natural y nos ayuda a eliminar las flemas. ¡Qué rica la miel! Así no pasa nada si te resfrías en verano 😀

Miel

Remedios caseros para el estómago

Otra de las dolencias comunes para todos es el dolor de estómago, ya sea por gases, estreñimiento… Ahora te traemos remedios caseros para el estómago, a ver qué os parecen:

  1. Ciruelas pasas para el estreñimiento

¿Llevas mucho tiempo sin ir al baño? No pasa nada, tenemos las ciruelas pasas para el estreñimiento, que tienen un efecto laxante suave.

  1. Manzanilla, hinojo y anís verde

La manzanilla, hinojo y anís verde son plantas que encontramos en la naturaleza que nos llevan ayudando toda la vida a solucionar nuestros problemas con los gases.

  1. Túmbate boca arriba

Si ves que las infusiones no os gustan a ti o a tus niños, al contrario de como comúnmente se piensa, túmbate boca arriba y flexiona tus piernas hacia la barbilla. Notarás cómo esto te ayuda a expulsar los gases.

  1. Agua de arroz para la colitis

La colitis (o diarrea de toda la vida) puede deberse a una dieta inadecuada. El agua de arroz para la colitis te ayudará a rehidratarte. Pon un puñado de arroz en un litro de agua y déjalo hervir hasta que espese y a continuación lo cuelas. Pero si ves que el problema es más severo no lo dudes y ve al médico.

Remedios caseros para la enuresis

¿Te acuerdas de la enuresis? Lo estuvimos hablando el otro día, y aunque te dimos unas buenas pautas para sobre llevarla, ahora te damos unos remedios caseros para la enuresis que ayudarán a tu hijo a intentar superarla

  1. Zumos

No vale cualquiera de los zumos que encontramos en el súper, hay que preparar zumos de zanahoria, remolacha o pepinillo y que se beba como máximo dos al día.

  1. Canela

Hay que darle al niño antes de ir a dormir un trocito de canela en rama para que lo mastique.

  1. Interrumpir el pis

Dile a tu hijo que intente parar en mitad del pis y después que continúe. Las frecuentes repeticiones de esta actividad harán poco a poco que empiece a tener control de los músculos de la vejiga.

  1. Infusión de hinojo

Otro de los remedios caseros para la enuresis es beberse una infusión de hinojo. Para ello pon a hervir agua y añádele una cucharada de hinojo y lo cuelas. Después le añades una cucharadita de miel y se lo das a tu hijo para que lo beba.

  1. Infusión de poleo

La infusión de poleo es otro remedio para intentar combatir la enuresis. Vierte 2 cucharaditas de poleo en una taza de agua que esté hirviendo, la dejas que se enfríe y la cuelas. Antes de que se vaya a dormir se la das a tu hijo para que se la beba y a esperar resultados esa noche.

¿Qué os han parecido nuestros remedios caseros? La infusión de ajo no tiene muy buena pinta, ¿verdad? Pero nuestros Magos Dálmatas la han probado ¡y han mejorado muchísimo! Muchos de estos remedios caseros nos los han contado nuestras abuelas, así que si sabéis alguno más, no dudéis en compartirlo con nosotros. ¡Compartir es vivir! (Y nunca mejor dicho…) 😉

 

4 Responses to “¡Remedios caseros para todo!”

  1. Mi madre es muy de remedios caseros y cuando yo era chica me cortaba una cebolla a la mitad y me la ponía en la mesilla para los ataques de tos. Mi habitación olía como los vestuarios de un gimnasio pero oye, ¡ningún golpe de tos! Si es que las madres…

    Responder
  2. Siempre he pensado que para expulsar los gases lo mejor era tumbarse boca arriba, pero vaya sorpresa me he llevado al ver que era al revés! Muy buena recopilación de remedios caseros, me los apunto!

    Responder
  3. Para mí uno de los remedios caseros más buenos para el constipado son las vaporizaciones de eucalipto. Te despeja la nariz de una manera… Y obviamente la miel, consejo de mi abuela que sigo a rajatabla!

    Responder
  4. Soy muy defensora de los remedios caseros para todo. La mayoría de las veces cuando nuestro pequeño enferma un poco o siente algún dolor enseguida queremos darles medicamentos. Y, a veces, con remedios caseros podemos sanar el malestar sin necesidad de acudir a la farmacia a comprar medicamentos. Son muchos más naturales y beneficiosos para la salud.

    Responder

Deja Tu Comentario