Niños en la piscina

Niños en la piscina

¡Cuidado con los niños en la piscina!

Llega el verano y con él la típica estampa de los niños en la piscina. Es el momento perfecto para disfrutar y divertirse pero, recuerda, también es el periodo en el que más cuidado debes tener con los más pequeños. El agua se convierte en el mejor “juguete” para tus hijos; pero también pueden suponer un enemigo si no se tiene cuidado. Por ello desde Magos Dálmatas te vamos a dar algunos consejos para garantizar la seguridad de los niños en la piscina.

Consejos para la seguridad de los niños en la piscina

Sabemos lo importantes que son para ti tus hijos. Por este motivo, a continuación, te vamos a dar una serie de consejos para la seguridad de los niños en la piscina. ¡Toma nota! Son cosas cotidianas pero muchas veces no “caemos”.

Nunca se deben de bañar solos.

Muchos papis saben que sus hijos saben nadar y por eso se confían. Esto es un gran error, ya que aunque el niño sepa nadar siempre debe de estar vigilado por sus padres o algún adulto. Principalmente porque podría golpearse, marearse o que jugando ocurra algún accidente.

No delegar en los demás.

Esto está relacionado con el primer punto. Aunque haya un socorrista en la piscina, los padres no deben de dejar solos a los peques. Los socorristas no pueden estar pendientes de todos y cada uno de los críos que hay en el agua y fuera de ella.

Metete en el agua con ellos.

De un años a otro tus hijos pueden perder soltura en el agua, por eso, te aconsejamos que te metas, durante los primeros días, con los niños en la piscina y practiques con ellos.

¡Cuidado con los golpes de calor!

Aunque no lo creas, en el agua también se suda y más al estar constantemente jugando. Recuerda que darle agua a los niños regularmente cada cierto tiempo. ¡Ellos te lo agradecerán!

 seguridad de los niños en la piscina

Comprueba la profundidad de la piscina.

Los niños en la piscina suelen tirarse al agua sin comprobar la profundidad que tiene. Esto es un grave error ya que se podría golpear con el suelo de la piscina o incluso al no “hacer pie”,  ahogarse.

El uso de los manguitos.

Los niños en la piscina que no saben nadar están más seguros con manguitos que con flotador. Con un flotador alrededor de la cintura, si el niño queda cabeza abajo, no tendrá ni la fuerza ni la capacidad psicomotriz para ponerse derecho.

No meterse sin antes mojarse.

El cuerpo recalentado por el sol, al meterse de golpe en el agua frí; puede sufrir una hidrocución; es decir, una parada cardiorrespiratoria. Por eso es preciso mojarse la nuca, los brazos y las piernas y entrar despacio en el agua.

No correr ni jugar en los bordillos.

Sabemos lo difícil que es evitar que los niños en la piscina corran o jueguen cerca de los bordillos. Sin embargo, debes intentar que no lo hagan ya que al estar el suelo mojado suele ser muy resbaladizo.

Usar protección solar resistente al agua.

El sol es otro gran enemigo que nos amenaza durante todo el verano. Es muy importante usar crema solar alta durante todos los meses de vacaciones, pero esta crema debe de ser resistente al agua ya que los pequeños se pasan larga horas dentro del agua.

¡Presta mucha atención a estos consejos! Con ellos la seguridad de los niños en la piscina no será un problema. Si sabes alguna medida más de precaución coméntala con nosotros. ¡Entre todo haremos que este verano sea seguro y divertido!

 

2 Responses to “Niños en la piscina”

  1. Buenisimos esos consejos, sobre todo la crema solar! Ayyy el sol!! hay que tomarlo de manera segura

    Responder
  2. Aunque a mi hijo le obligo a darse una duchita rápida antes de meterse en el agua, yo no lo hago. Menudo ejemplo… 🙁

    Responder

Deja Tu Comentario