Hagamos un recorrido por los magos de la historia

magos de la historia

¿Cómo hacían magia los primeros magos de la historia?

La historia está plagada de momentos mágicos. ¿No lo habéis notado? Siempre que sucedía algo impredecible era cosa de magia. Hemos de aclarar que, siglos y siglos atrás, cosas que hoy en día a todos nos parecen normales, como por ejemplo, ver llover; antes eran consideradas cosas de magia y brujería. Madre mía lo que haría esa gente si viese a los Magos Dálmatas hacer desaparecer una moneda… ¡a la hoguera con nosotros! Pero afortunadamente el mundo ha evolucionado y la magia está vista como algo bueno, entretenido, divertido… ¿Qué es lo que harían los primeros magos de la historia para que la sociedad viese la magia como algo tan malo? ¿Cómo ha evolucionado la magia desde entonces? ¿Queréis saberlo? Pues Magos Dálmatas te trae una lista de famosos magos de la historia y algunas de sus hazañas.

Así veréis qué es lo que hacía verles tan malos (que algunos se pasaban tres pueblos) y cómo se ha ido cambiando esa visión de la magia hasta el día de hoy con unos magos que seguro os sonarán.

Primeros magos de la historia

Entre los primeros magos de la historia hay de todo: chamanes, frailes, sacerdotes… no te lo esperabas, ¿eh? La verdad que aquí ha sido mago “¡hasta el apuntador!” Podría ser magia real o simplemente hechos inexplicables a los ojos de la sociedad de siglos pasados, pero magos al fin y al cabo. ¿Quieres conocer a los primeros magos de la historia? ¡Sigue leyendo!

Abe No Seimei

Abe No Seimei fue como el Merlín japonés, ya que era de los magos de la historia que servía a la realeza. Sirvió a seis emperadores diferentes como maestro del yin-yang. Además de ser un experto en adivinación, protegía al emperador con rituales para ahuyentar a los espíritus malignos y las enfermedades. La leyenda dice que Seimei tuvo un combate mágico con los ejércitos de varios demonios y los derrotó a cada uno de ellos con su repertorio de hechizos. También se dice que fue asesinado por un rival. La envida que es muy mala…

El condestable negro

Cambiamos a la cultura occidental y nos vamos a Carolina del Sur a conocer a otro de los magos de la historia; donde vivía un mortífero hechicero. Se ganó el apodo de “El condestable negro” por soler llevar un abrigo del viejo ejército de la Unión (un condestable era una persona que ejercía en nombre del rey el máximo poder en el ejército). Llevaba un anillo de plata con forma de serpiente que, según él, podía resucitar a los muertos. Otro de sus (supuestos) poderes era que podía enviar tormentas a los marineros si se sentía ofendido por alguno de ellos. Se comparaba con la ley, incluso con el mismísimo Jesús (salvo que él era más poderoso, según decía).

Sobre todo cuando encontró su muerte. Llevaba a dos ladrones arrastrando por la calle y se dijo a sí mismo que era como Jesús, y de repente sintió que unos dedos invisibles le elevaban y le robaron la vida. Fue arrojado de espaldas al suelo, envejecido y seco. Su cadáver desapareció en la nada…

Rabino Judah Loew ben Bezalel

Los judíos también tenían su magia propia, y así lo demostró el rabino Judah Loew ben Bezalel. En la cultura judía existen los golems, unos seres monstruosos y enormes que hacían lo que su amo le ordenaba. Pues este rabino está en nuestra lista de magos de la historia por eso: creó un golem llamado Josef para proteger a su comunidad de la persecución. Josef patrullaba las calles haciéndose invisible e incluso a veces recurría a la invocación de los muertos para proteger a la comunidad judía de Praga.

John of Nottingham

En 1324 los ciudadanos de Coventry sufría bajo el régimen de un primero y dos chambelanes del rey. Para lidiar con ello, el pueblo contrató a un mago local: John of Nottingham. Según la historia el mago y su ayudante compraron cera y lienzo para hacer imágenes de los hombres que iban a matar. Hicieron hechizos durante siete días y pusieron una rama de plomo en la frente de la imagen de un hombre de prueba. Al día siguiente el hombre se encontró gritando ¡y con amnesia! Y así estuvo hasta que el mago retiró la rama del dibujo. Luego la insertó en el corazón de la imagen y el pobre diablo murió. Había funcionado; pero había topos que le contaron al rey lo que planeaba Nottingham, que fue a juicio por sospechas de brujería. Aunque al final le soltaron porque no encontraban mucha credibilidad en la historia. ¡Curioso!

John of Nottingham

Magos de nuestra historia más reciente

Después de haber visto las barbaridades que hacían los primeros magos de la historia, es lógico que queramos ver lo que hacen nuestros profesionales de la magia más coetáneos, ¿no? Tranquilos, no hay muertes ni venganzas personales; pero sí alguna que otra desaparición… Conozcamos pues a los magos de nuestra historia más reciente, a ver qué es lo que hacían/hacen para que nos guste tanto la magia.

Harry Houdini

En la categoría de magos de la historia no podía faltar el gran Houdini. Conocido por todos, ¿verdad? Por lo menos de oídas. Harry Houdini es el nombre del gran escapista y mago que puso de moda las presentaciones de magia en un teatro. Hacía unos trucos de escapismo en los que se libraba de la muerte como quien se quita una pelusa del abrigo. ¡Brutal! Además era un manitas: construía muchos artefactos mágicos para sus shows; lo que hacía que tuviese unas presentaciones para alucinar.

Harry Houdini

Fred Kaps

Fred Kaps sin lugar a dudas era uno de los magos de la historia más manipuladores. Pero en plan bien. Su terrible gracia y salero engañaba a la gente de una forma tan sencilla que algunos se iban a casa sin saber el truco que le habían hecho.

Dai Vernon

Le llamaban el “El Profesor”, y es que Dai Vernon sabía de todo; aunque su especialidad era la magia de cerca. Fue el único de los magos de la historia que asombró al genio Houdini, quien se jactaba de que podía destripar todos los trucos de magia que hacían los demás magos. Excepto uno de Dai, con el que se quedó mudo. ¡Había quedado mudo a uno de los mejores magos de la historia!

David Copperfield

Este señor sí os suena, ¿verdad? Es que David Copperfield ha sido de los magos de la historia más vistos en el mundo, más que Houdini incluso. Es la persona más joven que ha entrado en la Sociedad Americana de Magos, por algo será. Su especialidad son las grandes ilusiones. Como por ejemplo, recordemos cuando hizo desaparecer la Estatua de la Libertad. Lo sentimos mucho pero no esperes que nuestros magos hagan algo así. ¡Se escapa de nuestra jurisdicción! Esto solo lo pueden hacer los magos de la historia números 1.

David Copperfield

¿Qué te ha parecido nuestra recopilación de magos de la historia? La verdad que con la magia de los antiguos nos hemos quedado un poco “choff”… ¡Qué gente tan violenta! ¡Solo usaban la magia para hacer el mal! Menos mal que la magia ha evolucionado y nuestros magos más recientes hacen magia guay, de la que nos queda alucinando por días. Nuestros Magos Dálmatas también saben hacer magia, ¿eh? Quizá no hagamos desaparecer un monumento gigantesco, pero la magia no es algo que se nos dé mal, la verdad. ¿Quieres comprobarlo? ¡Danos un telefonazo!

 

Deja Tu Comentario