Te traemos el adiestramiento de perros definitivo

adiestramiento

¿Quieres tener un perrito pero no sabes nada de su adiestramiento?

Ya sabemos cómo son los niños con las mascotas, sobre todo con los perros (y los mayores también, ¿para qué engañarnos?) Pero hay que sopesar mucho si podemos tener una mascota en casa o no, es una decisión muy importante. Y también hay que ser conscientes de que una mascota, es un animal, se mire por donde se mire. ¿Qué queremos decir con eso? Pues que los animales, aunque sean domésticos, no están domesticados (valga la redundancia), hay que llevar a cabo un adiestramiento. Por ejemplo: cuando metemos un perro en casa, sea cachorro o ya adulto, nos va a hacer pis por las esquinas, va a morder los muebles… en fin, ¡anarquía!

Pero para eso existe el adiestramiento de animales, para conseguir que se comporten como mascotas civilizadas. Y eso es lo que Magos Dálmatas te quiere enseñar hoy: el adiestramiento de tu mascota. ¿Cómo adiestrar a tu perro si es un salvaje? Pues no desesperes, que te traemos la solución a todo. ¡Sigue leyendo! “¡Guau!”

Adiestramiento de perros

Los perros son unos animales tremendamente fieles, bonitos, “achuchables”, cariñosos… y ya, que nos lanzamos y nos ponemos tiernos. Pero sí que es verdad, que aun con todas estas cualidades, son un poquito cafres en casa. Y para eso estamos hoy aquí, para enseñarte un poco de adiestramiento de perros y hacer de tu mascota un animal más educado y limpio. ¿Quieres ver los trucos para adiestrar a tu perro? ¡Allá vamos!

¡Ven aquí!

Ésta es una de las órdenes básicas para los perros en su adiestramiento. Imagina que estás en un parque y se te escapa. Si consigues que tu perro obedezca la orden de “¡Ven aquí!” lo tendrás todo solucionado. Y ¿cómo lo hacemos? Primero empieza en casa, donde no haya distracciones. Ten una correa larga para que se pueda mover por toda la casa y chuches para darle de premio. Cuando te haga caso al dar la orden, dale una golosina como premio. ¡Verás qué fácil y rápido! Pero échale paciencia, que hay perros muy cabezones que el adiestramiento les cuesta un poquito más…

¡Sit!

Ésta es otra de las órdenes que más nos gustan para su adiestramiento, ¿eh? La de sentarse. Porque, ¿y lo bien que queda estar en público, mandar sentar a tu perro a la orden de “¡Sit!” y que te obedezca? Aparte, un perro sentado no puede portarse mal, y en situaciones que lo hagan sentirse nervioso, esa orden les tranquilizará. ¿Cómo le enseñamos a sentarse? Muy fácil, estos animales, al igual que muchos de nosotros, se guían por el estómago; así que con golosinas haremos el trabajo. Acerca una chuche al hocico del perro y levántala suavemente por encima de su cabeza.

Cuando el perro levante la cabeza para llegar a la golosina, se sentará sobre sus cuartos traseros. Ese es el momento para decir “¡sit!”, así asociará el movimiento con la palabra. Felicítale como si hubiese ganado las olimpiadas y dale la golosina. Si el perro se pone nervioso y comienza a saltar, guíale tú con la mano libre hasta la posición de sentado. Poco a poco irá funcionando el adiestramiento y lo irá aprendiendo, ya verás.

Dar la pata

¿Te gustaría que tu perrito aprendiese a saludar dando la pata? ¡Pues es muy fácil! Como siempre vamos a engañar al animalito con comida. Esconde una chuche en el puño de tu mano y acércasela al perro al hocico. El animal intentará cogerlo con la pata, aunque parezca más lógico con la boca. En nada que tu perro te haya tocado la mano con la pata, dale la chuche y felicítale. Repítelo en su adiestramiento hasta que le quede claro y ¡tachán! Habrá aprendido a dar la pata.

adiestramiento

No morder las cosas

Esta parte del adiestramiento ya es un poco más complicada, pero, por supuesto, no imposible. ¿Sabías que los perros tienen un órgano sensorial más en la boca? De ahí que saquen tanto “gustirrinín” masticando. Pero, hay que enseñarles a no morder las cosas que no sean juguetes suyos. Les puedes esconder un poco de comida en algún juguete con compartimiento oculto, para que se entretengan y no ataquen lo tuyo.

Pero, querido, desgraciadamente el perro prefiere mordisquear cosas que huelan a ti. Para intentar que no suceda, cómprale muchos juguetes masticables de distintas formas y ayúdale a diferenciar lo que es tuyo de lo que es suyo, halagándole cuando haga la elección correcta. A nosotros nos contó la madre de una niña con perro, que para que el perro no se comiese sus zapatillas, a modo de adiestramiento, metía el juguete del animal dentro del zapato para que se impregnase de ese olor que les llama la atención a los perros. ¡Y dice que funcionó!

Hacer sus necesidades

Es la tarea más ardua del adiestramiento: enseñar a tu perro a hacer sus necesidades. Es quizá uno de los aspectos más engorrosos de tener perro, tener que recoger sus… “regalitos” a todas horas en casa. Para empezar, coloca al cachorro sobre un periódico donde quieras que haga sus necesidades. Indica al cachorro lo que debe hacer con una orden y espera hasta que lo haga. Luego le premias con halagos y una golosina como parte del adiestramiento. Más adelante, cada vez que veas al cachorro empezar a dar círculos y oler la zona, ponte en marcha. Ponlo sobre un periódico y dale la orden (por ejemplo “¡pis!”) seguida de halagos y la golosina de rigor. Al cabo de una semana o dos, el cachorro habrá entendido la idea y ladrará una o dos veces para avisarte. ¡Como una alarma!

adiestramiento

¿Tenéis algún perrete en casa? ¿Le tenéis bien educado? ¿No? Pues entonces no te pierdas estos trucos de adiestramiento de perros que te trae hoy Magos Dálmatas. Nos encantan los animales y por eso queremos facilitarte la tarea de tenerlos en casa. ¿Te gustan los perros? Pues recuerda: adopta, ¡no compres!

 

One Response to “Te traemos el adiestramiento de perros definitivo”

  1. Jajajaja qué genial la foto que habéis puesto en el adiestramiento para hacer sus necesidades! Me encanta! jajajaj Ojalá los perretes se la recogieran así, habríamos avanzado muuuucho!

    Responder

Deja Tu Comentario