Pececitos en casa con un acuario casero

acuario casero

¿Quieres tener a Dory en un precioso acuario casero?

¿A quién no le han fascinado nunca esos súper acuarios que salen en las películas? Esos llenos de todo tipo de peces, buzos, cofres del tesoro, cuevas… Vamos, que los que están bien, bien hechos ¡son más grandes que mi casa! ¿Y si te digo que te puedes fabricar un acuario casero en casita? Sí, sí, como lo lees. Desde que vimos “Buscando a Dory” nos entraron unas ganas increíbles de tener peces en casa, pero un acuario de los guays se nos iba un poquito de precio. Así que hoy los Magos Dálmatas nos hemos puesto a indagar y hemos encontrado formas de hacernos un acuario casero con nuestras propias manos. Hemos encontrado una forma muy básica (pero que queda genial) para que puedas hacerlo con tus hijos.

Y también hemos encontrado después otro acuario casero espectacular, pero algo más complicado. Quizá de primeras no nos salga un palacete espectacular para nuestros peces pero, oye, por algo se empieza. ¡Vamos allá!

Acuario casero con una botella de plástico

¿No te lo crees verdad? ¿Cómo se va a poder hacer un acuario casero con una botella de plástico? Pues créetelo, que sí se puede. Y además es tan fácil que lo podrás hacer sin problemas con tus hijos. Hacer un acuario en una botella de agua con los niños puede ser una actividad divertida y educativa. Los acuarios son una tarea fácil de mantener para ellos y les enseña responsabilidad y a reciclar al mismo tiempo. Veréis como no es nada difícil.

Materiales

  • Botella grande de agua o alguna de refresco
  • Tijeras
  • Cinta resistente
  • Arena para acuario
  • Gravilla para acuario
  • Por supuesto: peces

Instrucciones

  1. Corta la botella de agua debajo de la curva superior con unas tijeras.
  2. Cubre el borde superior de la botella con una cinta resistente para que no os corte si lo rozáis.
  3. Vierte 1 cm de arena en el fondo de la botella y 1 cm de gravilla para acuario. Esto será un sistema de filtración sencillo para los desperdicios del acuario.
  4. Llena la botella de agua. Intenta que quede unos centímetros por debajo del borde de la botella para prevenir que se derrame.
  5. Y finalmente, mete un par de pececillos en tu acuario casero.

¡¡IMPORTANTE!! Limpia tu nuevo acuario casero una vez cada dos semanas retirando con cuidado la mitad del agua y reemplazándola con agua limpia.

¿Has visto qué difícil? Y así le estás enseñando a tu hijo a reciclar y a cuidar de un ser vivo. ¡2 en 1!

Acuario casero de cristal

Aquí la cosa se complica un poco, porque para hacer un acuario casero de cristal, ya se necesitan unos materiales que, o eres cristalero, o es muy difícil que tengas en casa. Pero aun así, te vamos a explicar cómo se hace, porque aunque es más complicado, el resultado es más impresionante y merece la pena. ¡Verás qué hogar más bonito para estas pequeñas mascotas!

Materiales

  • Bomba de aire
  • Tubo de plástico del mismo diámetro de la bomba de aire
  • Cristal ni muy fino ni muy grueso
  • Tijera
  • Botella de plástico
  • Tubo del diámetro de la boca de la botella
  • Silicona
  • Piedras para el acuario
  • Algodón de acuario
  • Caja de tergopol (el corcho blanco de espumita de toda la vida)
  • Juguetes para la pecera
  • Por supuesto: peces

Instrucciones

  1. Dibujamos en la caja de tergopol un cuadro donde va a ir el cristal y dejamos un margen de 2 cm aproximadamente.
  2. Cortamos el cuadrado que nos ha salido dejando los 2 cm de margen.
  3. Pegamos con silicona el cristal así:
Acuario casero de cristal

4. Esperamos que se seque y ponemos silicona en la parte de delante, por donde el margen.

5. Mientras se seca, hacemos el filtro del aire con la botella de plástico. Para ello, le cortamos la boca a partir de la primera curva de la botella y le hacemos agujeritos.

6. Luego le colocamos el tubo en la boquilla y lo metemos en el tubo transparente que tenemos del diámetro de la botella, de tal manera que, la parte cortada de la boquilla, encaje perfectamente con la base del tubo transparente.

7. Llenamos la base de este tubo de piedrecitas y después algodón.

8. En el otro extremo enchufamos la bomba de aire.

9. Y la colocamos en una esquina de nuestro acuario con dos soportes pegados sujetándola contra la esquina.

10. Llenamos y vaciamos de agua nuestro acuario casero para ver si tiene alguna fuga.

11. Le ponemos todos los adornos que queramos (sin agobiar), metemos nuestros pececillos y ¡conseguido!

Éste sí que es un poquito más complicado, ¿no? Pero bueno, con paciencia todo se consigue. Imagínate que es el cumpleaños de tu hijo, que es súper fan de una de las películas de animación del año, “Buscando a Dory”, se levanta, y se encuentra a una pequeña Dory en un acuario casero hecho por ti instalado en el salón. ¡Le da algo! ¿Y no es esa ilusión de los niños la que nos mueve a hacer cosas? Pues este acuario, aunque sea más complicado que el primero, seguro que eres capaz de conseguirlo solo por ver la sonrisa de emoción de tu hijo. ¡Inténtalo!

¿Y bien? ¿Te han gustado nuestras ideas para hacer un acuario casero? Para una hay que “comerse un poco la cabeza”, pero yo creo que merece la pena, ¿no? Si deseas compartir alguna idea más con nosotros ¡no lo dudes! A los Magos Dálmatas nos encanta escuchar. Y más si es para hacer un acuario casero tan chulo o más que los que te hemos propuesto aquí. ¡No seas tí[email protected]! Y sigue nadando, sigue nadando, sigue nadando, nadando, nadando… 😀

 

2 Responses to “Pececitos en casa con un acuario casero”

  1. Me encantan estas ideas para hacer acuarios caseros! La segunda opción es algo complicadilla pero ahora que se acerca el cumpleaños de mi hijo le quiero regalar unos peces para ver si sabe cuidar de ellos, y voy a intentar hacerle el acuario yo misma! Espero que no se le escape el agua!

    Responder
  2. Estaba pensando en comprarme un acuario para mí pero, aparte de que son carillos, menuda satisfacción hacerlo yo sola! Con estas ideas para hacer un acuario casero me atrevo sin problemas. Muchas gracias!

    Responder

Deja Tu Comentario